Workshop con Novartis
“Dos fotografías: de equipo a equipo de alto rendimiento”

Objetivo:

Muchas organizaciones que ya tienen equipos consolidados de trabajo, con frecuencia quieren dar un salto más en esta dirección, aprovechando el impulso positivo: convertirse en un Equipo de Alto Rendimiento (EAR).

 Desarrollo del programa:

Este workshop se monta entonces a partir de dos premisas, que se plasmarán en dos momentos: dónde estamos ahora (equipo) y a dónde queremos llegar en el mediano plazo (EAR). Para ello, se le pide al grupo que se tome el tiempo de tomar dos fotografías: la primera debe reflejar el estado actual de la compañía, con sus virtudes y defectos, sus objetivos y sus modos de trabajo; la segunda, en cambio, debe hacer énfasis en la proyección que tiene pensada esa compañía, qué cosas hacen falta ajustar para trabajar más como equipo, subir el rendimiento y lograr los resultados.

Todos los miembros del equipo deben tomar las dos fotografías, por lo que se conforma un mural en el que se puede apreciar el modo en que cada uno distingue el estado actual de la proyección. Estas miradas polivalentes constituyen la riqueza del workshop, ya que a partir de las diferentes visiones se comienzan a trabajar distintos planes de acción para hacer el “paso” de una fotografía a la otra. Todo se basa en la diversidad.

Una vez conformado el mural y discutidas todas las visiones de los miembros del equipo, se ponderan los mejores planes de acción, los más viables y adecuados a la idiosincrasia de la compañía, y se fijan los objetivos… hasta la próxima sesión.

Resultados:

Se consigue una toma de conciencia muy interesante en entornos de alta exigencia. Caer en la auto- complacencia sería peligroso. Es bueno celebrar y ser conscientes del buen momento que atraviesa el equipo pero sin perder de vista la necesidad de establecer en nuestro modelo de funcionamiento la mejora continua y la predisposición al cambio.

 

#excelencia #EAR